La Aurora Austral desde el espacio

8 07 2010

Lo que ven en la foto no es el deslinde de la parcela que Linterna Verde tiene en la estratósfera, pero se acerca bastante. Es nada menos que la Aurora Austral (nuestro reflejo de la más famosa Aurora Boreal) fotografiada desde el espacio.

La imagen fue obtenida gracias al acierto fotográfico de un astronauta de la Expedición 23 que a fines de mayo ocupó la ISS (International Space Station), y se calcula que fue tomada a unos 2.000 Km de altura.

La estación ISS estaba orbitando sobre el Océano Índico y mirando hacia el sur, lo cual permitió al astronauta capturar el fenómeno. La NASA no ha dado el nombre del fotógrafo mismo, sino que puso a la expedición completa como autora de la foto. No es que esté muy bien encuadrada ni sea realmente nítida como para alabar el talento fotográfico del autor, pero sí su buen ojo y el sentido de la oportunidad, al capturar por primera vez desde el espacio la perspectiva de esta cortina que en la tierra no se aprecia tan transparentemente.

¿Por qué se producen estas luces? Según los esquimales, es un camino que lleva al otro mundo más allá de los confines de la tierra. Según la literatura de Phillip Pullman, son ecos de universos paralelos que se manifiestan en el nuestro y, según el griego Anaxágoras, son vapores de fuego que se vierten desde el cielo hacia las nubes. Este último no andaba tan lejos.

Resulta que de vez en cuando el sol emite descargas de masa. Hay veces en que esas descargas son tan potentes que pueden crear un pulso electromagnético y dañar los aparátos electrónicos, pero usualmente no causan daño. Lo que sí hacen es emitir partículas subatómicas (protones y electrones) acompañados de algunas partículas de otros elementos como Helio e Hidrógeno, todo lo cual viene con bastante radiación, un fuerte campo electromagnético y muchas chispas de chocolate.

Afortunadamente para nosotros, este planeta tiene algo llamado magnetósfera, que literalmente constituye un escudo electromagnético que desvía las partículas enviadas por el viento solar. Cuando estas partículas llegan a la magnetósfera, ésta las desvía hacia los polos, y se produce una verdadera ola de partículas solares barriendo la magnetósfera camino a ellos. A medida que esa ola avanza, va chocando con las moléculas presentes en el camino. En esos choques la energía absorbida por las moléculas puede hacer que sus electrones suban temporalmente a órbitas de mayor energía, pero eventualmente vuelven a la configuración estable y la energía sobrante se emite en forma de fotones. Este fenómeno se llama electroluminescencia y viene a significar que  nuestra magnetósfera funciona muy parecido a un LED.

Por si acaso, la magnetósfera no es exclusiva de nuestro planeta. Muchos otros cuerpos celestes del sistema solar tienen la suya propia, y no me refiero sólo a planetas: el satélite Ganímedes tiene una, aunque es bastante débil.

Fuente de Información: Discover Magazine Blog

Anuncios

Acciones

Information

One response

15 03 2012
Jose Lamar

es maravilloso nada mas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: