Un equipo de científicos descubre un nuevo fenómeno que revela la edad de las estrellas

30 09 2010

Un grupo de científicos ha descubierto un nuevo fenómeno cósmico que se produce en el núcleo de las estrellas y puede ayudar a revelar su edad, según un estudio publicado este sábado en la revista especializada Science. Este fenómeno consiste en la dispersión de la luz del infrarrojo por medio de diminutos granos de polvo en las regiones más densas de las nebulosas donde nacen las estrellas y los planetas.

Los científicos utilizaron datos del telescopio Spitzer de la NASA para medir la luz infrarroja desviada de los núcleos oscuros donde nacen las estrellas jóvenes y los sistemas planetarios. Este efecto denominadobrillo nuclear” ocurre cuando la luz estelar de las estrellas cercanas rebota en los núcleos revelando información acerca de su edad y su consistencia.

“Las nubes oscuras en nuestra galaxia, la Vía Láctea, son grandes lugares donde nacen las nuevas estrellas. Sin embargo, son ‘tímidas’ y se esconden en una capa de polvo por lo que no podemos ver lo que sucede en el interior”, señaló Laura Pagani del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de París (Francia).

“Hemos encontrado una nueva manera de mirar dentro ellos”, señaló Pagani en un comunicado difundido por la NASA, “son como fantasmas, porque las vemos, pero también vemos a través de ellos”. Pagani y su equipo observó por primera vez un caso de este fenómeno en 2009.

El hallazgo constituye una nueva herramienta para estudiar no sólo el polvo que forman los núcleos oscuros, sino también para evaluar su edad. Los núcleos más desarrollados de formación estelar tendrán granos de polvo más grandes, por lo que, utilizando esta herramienta, los astrónomos pueden asignar mejor sus edades a través de nuestra galaxia.

Spitzer, lanzado el 25 agosto 2003, es el elemento final del Programa de Grandes Observatorios de la NASA, en el que también participan el Instituto de Tecnología de la Universidad de California, la Cornell University y la Universidad de Arizona, entre otras instituciones.

Según explica en su página el Instituto de Tecnología de la Universidad de California, que participa en el proyecto de la NASA, Spitzer es una pieza clave desde el punto de vista científico y técnico del nuevo Programa para la Búsqueda Astronómica de los Orígenes. Tiene capacidad para tomar imágenes y espectros de 3 a 180 micras y las estimaciones actuales de la NASA le dan todavía una vida operativa de unos 5 años.

Anuncios

Acciones

Information

One response

4 10 2010
zadock

Interesante información, como siempre Resnick 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: